martes, 22 de noviembre de 2011

Rey coronado.

22/11/2011

El pasado domingo celebramos tu fiesta, que mejor corona para el rey de la humidad que la de espinas, ninguna, una enseñanza más de amor humilde, el que siempre entregan tus pequeños, nuestros hermanos de San Lorenzo.



Una gran lección de amor
la que en San Lorenzo asoma,
pues no hay un Rey sin corona
ni en Ti espinas sin amor.
No hay calvario sin dolor
y en Tu rostro no hay rencor
tan solo está ese amor
que llevas en Tus promesas,
que sabemos que en Tus penas
está nuestra salvación.

Por eso a Ti mi Señor
con esa clámide púrpura
Te llamamos Rey del mundo,
y en este Noviembre oscuro
eres la luz del perdón.
Pues yo sé que en una espina
se clavan mis infracciones
en Ti que eres al hombre
hermano y maestro de amor,
por eso mi Redentor,
volveré de nuevo a verte
para que tengas presente
que eres mi Rey y Señor.

Saludos.

Trompeta-sangre.

5 comentarios:

azahar dijo...

Precioso el poema que le dedicas a este Cristo, que fue coronado por nuestros pecados, y aín hoy lo seguimos haciendo, besitosss.

trompeta-sangre dijo...

Muchas gracias por el comentario, qué razón llevas.
Un besazo.

ErTuruta dijo...

Una vez más florecen los versos de tu pluma derramando arte que expresan tu Fe en nuestro Señor.

trompeta-sangre dijo...

Muchas gracias por el comentario, sabes que esta es tu casa.
Besotes.

trompeta-sangre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.