miércoles, 13 de julio de 2011

Ayer como hoy y siempre

13/07/2011

Porque siempre eres la misma...



Ayer como hoy y siempre
tan dulce como callada,
tan perfecta y espléndorosa
en bello rostro de nacar,
tan sublime como hermosa,
tan sencilla como guapa,
tan reina como señora,
tan rosa como sagrada,
tan sumamente adorable
que en ti todo es gracia,
tan cargada del consuelo
en la terrible desgracia
que te llena de juventud
que es hermosura aniñada
que es la belleza sublime
que solo nace en Tu cara.
Por eso eres la misma
el día que a ti vaya
la niña hebrea y sublime
de que Trinidad se prendara
ayer como hoy y siempre
la Reina de la Esperanza.

Saludos.

Trompeta-sangre.

2 comentarios:

azahar dijo...

Maravilloso poema dedicado a esta Esperanza Blanca, felicidades por
el. Besos.

trompeta-sangre dijo...

Muchísimas gracias querida amiga, y es que con Ella todo es fácil.
Un besazo.