jueves, 23 de febrero de 2012

Espíritu olímpico.

23/02/2012

Descubro que el famoso espíritu que divulgó D. Pierre de Coubertin, en realidad se basaba en el sermón de Ethelbert Talbot, obispo de Pensilvania, durante la Misa de los Juegos Olímpicos de Londres en 1908. El cual dijo: “Lo importante en la vida no es el triunfo, sino la lucha, lo esencial no es haber ganado, sino haber luchado bien”.

O lo que es lo mismo, no busquemos la gloria personal si no el trabajo bien hecho.
Y quienes mejor que los que no se les ve la cara pero entregan hasta su alma para hacer bien su trabajo, esto va por vosotros, la gente buena de abajo que estáis ensayando tres veces a la semana para llevar como auténticos ángeles a nuestra Madre sin ningún reconocimiento ni retribución, como todos los que entregan su trabajo por algo bueno, sois muy grandes.


La Virgen subiendo a su paso subida por sus portadores, que me ha pasado mi buen amigo Jorge.

La buena gente de veras la que te sabe querer
no quieren que se les vea su cara en su buen hacer,
quieren que tan sólo Tú acapares las miradas
y que te lleves siempre las almas a Ti enganchadas.

Por eso esa gente buena, la gente que es de San Gil
ensayan para que andes por mi ciudad en abril
y que desprendas siempre la dulzura maternal
que sólo la Dolorosa de Burgos sabe llevar.

Para vosotros mi más sincera enhorabuena la que a mucha gente se le olvida daros.

Saludos.

Trompeta-sangre.

4 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Qué cosa tan bonita amiga, cuánto arte y sentimiento derrochas. Enhorabuena de todo corazón. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

trompeta-sangre dijo...

Mil gracias Pepe, ellos merecen todo mi reconocimiento, entre esas gentes hay gente de la mejor muy importante en mi vida.
Un besazo.

ErTuruta dijo...

Preciosa entrada dedicada a los orfebres anónimos de la Semana Santa.
Un abrazo.
http://erturuta.blogspot.com/

trompeta-sangre dijo...

Mil gracias amigo músico, cada uno que entrega su trabajo por amor merece esto y más.
un besazo.