lunes, 23 de enero de 2012

Siempre que llegase el día, que tu pregón de ti hablara.

23/01/2012

Y sigue sin llegar ese día:

Hoy se ha desvelado que el pregonero de la semana santa será D. José Manuel López Gómez, director de la Institución Fernán González.


Foto de Luís López Araico obtenida de http://www.diariodeburgos.es/

Rebuscamos en su vida y descubrimos que se declara católico es médico e historiador. Seguimos indagando y vemos que este señor no sólo no pertenece a ninguna hermandad o cofradía de la semana santa burgalesa, además la semana santa la pasa siempre en su pueblo, Fuentecén en el que pertenece a la cofradía del Santo Cristo, de la que supongo podría contarnos miles de cosas y anécdotas, recordemos que el pueblo se encuentra a 95 Km.
Deducimos que este caballero sabe mejor que bien lo que allí pasa, pero él tampoco sabrá contarnos lo que pasa en nuestra ciudad, cómo se vive en Burgos la semana santa, que se siente bajo un capirote en la capital burgalesa o escuchando a la banda de tu cofradía, un año más lo mismo.

Vuelvo a decir lo mismo, no necesitamos sermones del significado de la muerte y resurrección de Cristo, creo que todos los cofrades tenemos más que asumido lo que significa.
Tampoco necesitamos que se nos lean poesías de autores lejanos que no saben cómo se vive en Burgos la pasión de nuestro señor y el Dolor de su Madre.
Y por supuesto no necesitamos saber lo que se hacía en el siglo XVI para celebrarlo, ya que no nos va a aportar nada.
Queremos que alguien cante lo que pasa en nuestras calles, nuestra pasión, nuestras emociones, nuestra ciudad y lo que viviremos en esta seman. Sin necesitar a alguien mediático, si no a alguien que sepa de lo que habla, a un cofrade burgalés, entre los cuales tenemos periodistas, abogados, ingenieros y muchos más cargos de suficiente importancia y valía.


Foto de http://samuelderoman.blogspot.com

Si yo diera tu pregón,
de ti mi ciudad hermosa,
hablaría de olorosa
mañana en que sale el sol.
Y Jesús que se encarama
en una burrita hermosa,
o como después se dobla
para tumbarse en la cruz
en un día que termina
con el sabor del ocaso.

Y contaría también
de El que cruza un puente
con el sabor penitente
del que porta en una cruz
la redención más gloriosa,
y como su Madre hermosa
lo espera en su Dolor
para calmar con amor
ese duro y cruel tributo,
de una cruz que es mi amor.

Relataría también
cómo una tarde silente
en que se siente Su suerte
en el frío soberano,
irá en hombros hermanos
descansando del dolor,
para en plaza de amor
encerrarlo cual Sagrario
en un joyero que es urna
para llevar la más pura
de las gemas del amor.

Te hablaría del fervor
que lleva El que va orando,
o el inhóspito sudario
que d ela cruz lo arrió,
para seguir a Jesús
en cuarenta latigazos
que después de ser prendido
lo Coronan como Santo
de Madre del Hermoso Amor.

Y con Ella poder ver
y contar como en la cruz,
regresa cual Salvación
para decir siete versos
y Ella mosericordiosa
se llenará de Esperanza
recogiéndolo en sus brazos,
al que es Desdencido
para en Piedad de amor
la Magdalena lo añore,
y la Soledad del orbe
y la belleza más pura
eleve cual chapiteles
hacia Dios una oración,
que en ti, mi ciudad preciosa,
habita dolor sin tormento
que tiene de la gloria el acento
en cada semana santa
y yo te lo contaría
siempre que llegase el día
que tu pregón de ti hablara.


He dicho.

Saludos.

Trompeta-sangre.

2 comentarios:

ErTuruta dijo...

Desde luego cada vez se eligen pregoneros que llegan menos al corazón cofrade, para oir articulos y tesis doctorales me compro un libro y lo leo tranquilamente. Para mí un pregón debe estar lleno de sentimiento, vivencias y poesía.

trompeta-sangre dijo...

Amén querido amigo.