lunes, 7 de marzo de 2011

El cartel.

07/03/2011





En este lunes de carnestolendas voy a presentar mi particular cartel de la Semana santa, un cartel en el que ensalzar la semana santa burgalesa ya que el cartel de la junta seguramente nos deje una muestra de artesacro que poca relación tenga con lo que se vive en nuestra maravillosa ciudad.



El cartel está realizado a medias, yo hice las fotos y mi querida Azahar me ha hecho el montaje en el que reflejamos un poco de la Semana Santa de nuestra ciudad, el Hijo y la Madre en distintos momentos, la maravillosa belleza de María aún sin romper a llorar en la imagen de la Virgen del Amor Hermoso, el Nazareno de Burgos, Nuestro Padre Jesús con la cruz a cuestas y su maravilloso rostro. La maravillosa y burgalesa imagen de Nuestra Señora de los Dolores entre flores y por último la gloria de Cristo resucitado con el que terminamos la Semana Santa.

Espero que os guste, tanto el cartel como el texto en honor a nuestra semana santa que os voy a dejar.

Quisiera yo cantarte, a ti mi ciudad soñada,
en el letargo del frío de nuestra semana santa,
y decirte la belleza de tus calles empedradas
cuando por ellas camina Jesús rodeado de palmas,
o Cristo Crucificado, el que de San Gil se escapa.

Quisiera yo relatar en estas humildes palabras
un Lunes de oración por las laderas calladas
del monte que atesora el castillo de las almas
que se cubre de antorchas, como miles de plegarias.

Te quisiera yo hablar de un Rosario de Esperanza,
que comienza en un Martes, en el sur de tus entrañas
con un Cristo maniatado y el Sudario en cruz temprana
recorriendo así tus calles regándolas con sus tonadas.

Te contaría yo a ti, de un Miércoles lleno de marchas
para acompañar a Cristo, a su Madre y a Magdala
en ese cruel calvario que recorre con palabras
un vía crucis honroso para recuperar piedad santa
de un bello Crucificado y de Su Madre, la más guapa
que por la noche recorre sin lágrimas en la cara,
el centro de tu corazón, de ti mi ciudad amada.

Me gustaría decirte de un Jueves en que te paras,
para poder contemplar el encuentro de dos llamas
cargaditas de dolor que son parte de tu alma
porque sin la Cruz a Cuestas, tú, mi ciudad, no eres nada
sin el Dolor de María no existirían palabras
para hacer la catedral en que se encierra tu alma.

Me gustaría hablarte de vía crucis de palabras,
que recorren tus arterias en la mañana más santa,
o de cómo se recorren tus iglesias estacionadas
en la mañana más bella del Viernes que es pena ingrata,
que se convierte en dolor en tus calles atardadas
en un cruel santo entierro que llega con pena orada
en un huerto olivado al que sigue la emboscada
a un joven nazareno que nos habla de templanza
y recibirá latigazos en flagelación despiadada
para al fin coronarlo con espinas, burlas y chanzas
viendo así como Su Madre es misericorde Esperanza
observando el descendimiento del pequeño de Su alma
y luego así recogerlo en regazo de Piedad encerrada
y colocarlo en Sepulcro que lo proteja del alba.

Me gustaría decirte como viven calles y plazas
un Sábado de dolor de la Rosa más temprana,
que en el centro de tu estirpe la pena de Madre amada
se alza al cielo más puro en su bellísima mirada
para desde tu entraña lanzar su Soledad esperanzada.

Me gustaría contarte que la pena acaba en gracia
en la pascua de alegrías que se aferran a tu gracia
del que trae Resurrección o de su pequeña ama
que reside en San Nicolás y es Alegría en palabras.

Y tú mi ciudad bien sabes que hablo de una semana
cargadita de emoción en la oración encerrada,
que sin ella mi ciudad no tendría esa gracia
del buen saber querer al que por nos entrega Su alma.


Saludos y lucha por un pregón y un cartel que refleje la verdad.
Trompeta-sangre.

4 comentarios:

sinelabecastulo dijo...

Enhorabuena por tu cartel.
Un abrazo y a seguir luchando por vuestra Semana Santa.

trompeta-sangre dijo...

Muchas gracias amigo, como tú muy bien sabes muchas veces las luchas en las más pequeñas son las más complicadas porque están llenas de inmovilísmo.
Un besazo.

Lolo dijo...

Enhorabuena Ana...
Hay que seguir.
Un besote
Manolo

trompeta-sangre dijo...

Y en esta lucha seguiremos, porque uno debe luchar por lo que quiere.
Un besazo amigo.